Políticas deportivas pésimas y destructoras.

Por: Carlos Michael Morales Rodríguez.

En mil novecientos sesenta y dos del pasado siglo la recién instaurada dictadura estalinista cubana abolió la Liga Profesional de Beisbol, la más fuerte del Caribe y la segunda más importante del mundo, para darle al deporte nacional un carácter amateur bajo el nombre Serie Nacional Beisbol.

Carlos M 1Desde esa fecha la pelota cubana (como se le nombra popularmente a este deporte) ha ido perdiendo en calidad y en la actualidad el beisbol nacional es uno de los más débiles del mundo. Es por ello que la nuestro pasatiempo nacional ha perdido mucho el interés de la población y el más universal de los deportes, el fútbol, ha ido alcanzando protagonismo y ya es el preferido de la población joven de nuestro país.
Conscientes de esta realidad los máximos dirigentes del deporte en nuestra isla se han dado a la tarea de aminorar la creciente popularidad del fútbol internacional para que la el beisbol recupere esta, para ello a través de los medios audiovisuales se comenzó a darle una gran cobertura y propaganda al pasatiempo nacional y han disminuido las trasmisiones e informaciones de más universal de los deportes.
El programa televisivo llamado Gol, que se trasmitía a las ocho de la noche cuando no había trasmisiones de la Serie Nacional fue cambiado de horario para los once pasados meridianos para que este espacio pierda teleaudiencia.

Carlos M2Tampoco se transmitieron en vivo los juegos de octavos de final, cuartos de final, semifinal de la UEFA Champions League, que en los últimos años se habían televisado debido a los incasables pedidos de la población para disfrutar de este transcendental evento.

Carlos M3Esto originó fuertes críticas y reclamos de la afición cubana y a la televisión nacional no le quedó otra alternativa que trasmitir el último juego de la Liga Española de Fútbol entre los clubes FC Barcelona y CF Atlético de Madrid y la final de la UEFA Champions League entre El CF Real Madrid y el CF Atlético de Madrid.
Entre los intentos de las autoridades deportivas cubanas para tratar de que el beisbol se reanime y que este gane preferencia en este mes se iniciará la primera edición de la Serie Nacional de Beisbol Sud Veinte y Uno que coincidirá con el evento deportivo más importante del planeta, El Mundial del Fútbol Brasil 2014. De este campeonato de beisbol los seguidores no hablan nada como si este no se fuera a efectuar y con respecto al Mundial de Fútbol la expectación es total en los aficionados cubanos. Obviamente esta competición de beisbol está condenado al más rotundo fracaso, al menos en su primera edición.
Entre las nuevas medidas para elevar el nivel del deporte nacional se encuentran el permitir que unos pocos beisbolistas incursionen en las ligas profesionales de este deporte en México y Japón pero esto es muy insuficiente para que el beisbol cubano alcance nuevamente la calidad que este tenía antes de mil novecientos cincuenta y nueve.

Carlos M4En fin que el fútbol internacional seguirá alcanzando la preferencia de los nacionales en detrimento del maltrecho beisbol cubano.

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s